“El último arenero”, en la muestra del Festival de Cine

“El último arenero”, un corto documental realizado por Marcelo Rivero, formará parte de la cartelera del primer Festival Internacional de Cine, que arranca el 17 de este mes en Paraná, y que tendrá como lugares de proyección de las distintas cintas, al Centro Provincial de Convenciones, el Centro Cultural La Vieja Usina y la sala del Instituto Audiovisual de Entre Ríos. (Entrevista a Marcelo Rivero).

El documental “El último arenero” se proyectará el jueves 18, a las 21,15, en el Centro Provincial de Convenciones, y el viernes 19, a las 20, en La Vieja Usina, y es una apuesta personal de Marcelo Rivero, desde siempre dedicado a la fotografía, y que con esta cinta indaga en una disciplina nueva, el terreno audiovisual.

Y lo hace para rescatar un oficio que se va perdiendo: la historia de Guillermo Sánchez, un arenero artesanal del río Gualeguay, en la zona de Rosario del Tala, tercera generación de areneros. Una vez lo fotografió y después, indagando en su propia historia –de chico conoció el trabajo de los areneros- quiso reflejar eso que tenía solo en una foto en un documental que diera cuenta de un trabajo durísimo.

 

“En realidad –cuenta- surgió porque me gusta la fotografía, y a partir del acercamiento con las nuevas herramientas digitales, se dio la posibilidad de exploración de terrenos que me llaman la atención, con otras formas de contar. En este caso, la herramienta audiovisual. Es por eso que, unido a una inquietud que viene de la infancia, y una cuestión arqueológica, se dio la posibilidad de ver reflejado los trabajos relacionados con el río, y atados con el pescador artesanal”.

“Desde chico veía en Rosario del Tala una explotación artesanal en el río Gualeguay: la extracción de arena, principal mineral que se extrae en la provincia del río, hecho en forma totalmente artesanal. Un hombre, con una pala, junto al río. Las bajantes dejan unos rescoldos en el río, bancos inmensos de arena. Llegan estos baqueanos con una pala, un carrito tirado por caballos, junta a pela la arena, suben la cuesta de la barranca del río con medio metro de arena, y hacen un pequeño depósito, para luego trasladarlo a la ciudad, a 10 km del río”, cuenta el realizador.

A Guillermo Sánchez lo “descubrió” en 2008 cuando visitó el balneario Delio Panizza, de Rosario del  Tala, en ocasión de la celebración de los 100 años del nacimiento de Atahualpa Yupanqui, que supo visitar la zona. “Lo fotografié  en esa oportunidad, y en los últimos dos años empecé a indagar. Pregunté por él. Lo encontré a Guillermo y se convirtió en esta historia audiovisual que muestra el sacrificio de un hombre, que es el último que extrae arena del río de forma artesanal,como hace 150 años, que fue cuando comenzó esta extracción, de la misma manera”, relata.

Fuente: Entre Ríos Ahora / Informe 3