Enojo del Empatur por la quita de fondos del municipio de Paraná

El ente se mostró en contra de la medida adoptada por el bloque de Varisco en el Concejo Deliberante, que votó quitarle todos los fondos para poder pagarle a proveedores. La medida se adopta con un municipio prácticamente sin recursos.

Autoridades del Ente Mixto de Turismo -Empatur- de Paraná, plantearon su rechazo a la quita de fondos que dispuso el Concejo Deliberante el último jueves, cuando aprobó una emergencia económica, administrativa y financiera para toda la comuna. La norma fue impulsada por el propio bloque de Cambiemos y contó con el apoyo del Frente Renovador. Por su lado, el justicialismo, se negó a aprobar el proyecto.

«Se rechaza la desafectación de los fondos. Es un retroceso para la ciudad como plaza turística. No así a la emergencia, pero sí la quita de recursos, más allá de que tenemos compromisos asumidos y fondos fijos comprometidos» indicó a los medios Osvaldo Cabrera, de la Asociación Hotelera Gastronómica de Paraná.

Por su lado Hugo Permayú, de la Unión de Trabajadores Hoteleros, resaltó: «Este ente se logró concretar después de una pelea ardua, hace más de 15 años que se intenta gestionar. Con la intendencia anterior llegamos y hoy nos vemos avasallados. En lo que va de la gestión se han gastado nueve millones, pero ha generado más de 1200».

Enrique Mirich, del Centro Comercial e Industrial, adelantó que ya se están asesorando legalmente al respecto: «No se puede legislar para atrás. Nos están debiendo dos trimestres y medio. Tenemos deudas y es inaudito que se regule para atrás, sin pensar en los beneficios que genera el turismo. Tenemos la Fiesta de Disfraces cerca y una temporada de verano por delante, donde sabemos que Paraná no se destaca y por eso necesitamos invertir más en publicidad, con nuestro plan de comunicación».

Por último Sebastián Bel, también del Centro Comercial e Industrial, soslayó: «Creemos que los fondos que se han generado son para promover el turismo, para atraer gente. Con esto se dejaría de hacer, la ciudad va a dejar de tener afluencia de gente y las consecuencias van a ser para todos».

Fuente: Ahora