Hoy es el Día del árbol Entrerriano

En el año 1901 se sancionó la Ley 1476 que declara el 28 de julio como el Día del Árbol Entrerriano. Fue en homenaje al Colegio Nacional de Concepción del Uruguay, fundado por Justo José de Urquiza el 28 de julio de 1849. Esta fecha es una oportunidad para valorar nuestros árboles autóctonos y fomentar el cuidado y la plantación de especies nativas, reconociendo las funciones para el ambiente y la salud humana.

Los árboles nativos han co-evolucionado con los organismos con los que comparten los ecosistemas de nuestra región. Esto significa que están adaptados y regulados por otros organismos con quienes comparten el espacio y el tiempo.

Por esta razón, los árboles nativos no son invasores. Además, sirven de hábitat, como proveedores de refugio, alimento y reproducción de muchas especies de la fauna silvestre. Al mismo tiempo, regulan la cantidad y calidad del agua en el ambiente aéreo y en las napas subterráneas, y nos aportan el aire puro que necesitamos todas las especies para sobrevivir.

Algunos beneficios de los árboles nativos

-Atraen mariposas y aves nativas tanto para darles refugio como alimento.

-Refrescan el aire.

-Capturan el carbono del aire y aportan el oxígeno que respiramos.

-Filtran partículas contaminantes del aire.

-Ayudan a mitigar el cambio climático.

-Reducen la contaminación acústica.

-Ayudan a ahorrar la energía utilizada para la calefacción.

-Son fuentes de alimentos y medicinas.

-Protegen las cuencas hidrográficas.

El espinillo es el árbol entrerriano

El espinillo, aromito o churqui (Vachellia caven) fue elegido entre 28 especies como árbol entrerriano, a partir de una votación realizada el año pasado por el Programa de Educación Ambiental del Consejo General de Educación, en conjunto con el Jardín Botánico Oro Verde, dependiente de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Entre Ríos.

Especialista de la UNER, propusieron 28 especies nativas para la votación digital, que estuvo abierta durante 60 días. El aromito resultó ganador con el 61.3 % de votos, seguido por el ñandubay (Prosopis affinis) con el  11.3 %.

La propuesta se realizó con el objetivo de conocer e identificar las especies arbóreas representativas de cada una de las ecorregiones entrerrianas, apreciar las características y potencialidad de las mismas para aportar a la construcción de conocimiento y valoración de los árboles nativos y su importancia como patrimonio natural y cultural.

Caractrísticas del Espinillo o Aromito

Espinoso, con abundantes ramas sinuosas, de aspecto rústico, unos 4 a 5 metros de altura, con una maravillosa y espectacular floración de brillante color amarillo y pequeñas flores perfumadas.

El espinillo vive solitario y su presencia en bosquecillos es indicadora de profundas alteraciones ambientales (sobrepastoreo y fuego).

Crece en condiciones muy adversas, constituye una especie pionera y es considerado como un «ingeniero de ecosistemas», al crear sombra y un microclima que permite a otros animales y plantas sobrevivir en áreas degradadas.

“Los árboles no sólo tienen importancia natural, son depositarios de memoria e identidad y pueden constituirse como una categoría explicativa de los procesos culturales.” Martín Müller, director general de escuelas de Entre Ríos