Poda y el cuidado del arbolado público

La Municipalidad de Valle María recuerda a sus vecinos que la administración del arbolado público urbano se encuentra reglamentada por la Ordenanza 263/2020 y por el Decreto de Presidencia Municipal 12/2021. La normativa vigente establece que el frentista no puede realizar ningún tipo de poda, despunte, raleo, extracción, reposición, control de plagas, o fertilización, sin previa autorización de la Municipalidad.

Para solicitar la poda, o alguna otra modificación del arbolado público urbano, deberá solicitar un formulario en Mesa de Entrada o en la oficina de Servicios Públicos.

Recordamos todo aquello que establece la normativa respecto al arbolado público urbano:

Ordenanza Nº 263/2020

▪ Queda prohibido:

– Extraer árboles, sea en forma definitiva o con fines de traslado

– Todo tipo de lesión a la anatomía o a la fisiología vegetal

– Cualquier tipo de poda en los árboles situados en el espacio público, salvo en casos determinados, con autorización de la autoridad de aplicación

▪ Son obligaciones de la Municipalidad:

– Administrar el arbolado público urbano: su plantación, conservación y sanidad.

– Extraer árboles secos, mal desarrollados, en estado insalvable y peligroso.

– Realizar podas, despuntes, extracción y reposición de especies; así como establecer los elementos con los que se realizará el control de plagas y la fertilización.

– Autorizar, excepcionalmente y en forma transitoria, la decoración de las especies, siempre y cuando no se produzcan lesiones.

– Realizar relevamientos de las especies vegetales.

▪ Son obligaciones de los frentistas, empresas y reparticiones públicas o privadas:

– Solicitar formalmente la autorización al municipio de Valle María para realizar cualquier actividad de poda, despunte, raleo, extracción, reposición, control de plagas, fertilización. Para esto, se deberá entregar una nota en Mesa de Entrada.

– El propietario es custodio directo de los árboles que se dispongan frente a su inmueble o lote (habitado o no).

– Las empresas de servicios públicos ejercerán razonables diligencias en el mantenimiento de sus instalaciones en la vía pública, para evitar daños a las especies vegetales bajo jurisdicción de la autoridad de aplicación.

¿Cuándo se realizarán extracciones o podas?

– Cuando los ejemplares estén en estado de decrepitud o con deficiente conformación.

– Cuando las especies presenten un deficiente estado sanitario.

– Cuando causen daño e importen algún peligro a personas o bienes.

– Cuando obstaculicen el trazado y realización o la prestación de servicios públicos.

– Cuando las ramas crezcan demasiado bajas o invadan el terreno dentro de la línea municipal causando inconvenientes.

¿Quiénes pueden realizar estos procedimientos?

– La Municipalidad de Valle María a través de las dependencias respectivas.

– Empresas contratadas por la Municipalidad de Valle María a tal efecto.

– Personas capacitadas mediante curso brindado por el municipio. Habrá un listado de las personas capacitadas en el Área de Habilitaciones de la Municipalidad. El servicio será abonado por el frentista siempre con previa autorización de la autoridad competente.

Decreto de Presidencia Municipal Nº 12/2021

La normativa establece qué especies arbóreas se recomiendan para los espacios públicos, priorizándose las especies autóctonas del lugar; y, asimismo, especifica cuáles se consideran invasoras.

Además de esto, el decreto determina el mecanismo para regular cualquier actividad que pueda, en forma inmediata o futura, afectar el crecimiento o desarrollo de las especies vegetales del espacio público.

Fundamento:

La medida se estableció teniendo en cuenta los siguientes factores:

– Que las especies vegetales ubicadas en la vía pública o espacios públicos son patrimonio de la comunidad y corresponde su protección.

– Que el arbolado sobre las vías públicas constituye uno de los factores más importantes en el medio urbano para contribuir a un ambiente sostenible, estableciendo un equilibrio entre las construcciones del hombre y la naturaleza;

– Que es de gran importancia tener en cuenta las características ambientales y las dimensiones de la zona donde se desea realizar la implantación de especies vegetales, para así evitar futuros inconvenientes.

– Que las especies utilizadas para arbolado de veredas o calle deben guardar relación con el espacio físico y la finalidad para la que se desea realizar la implantación.