Cuatro allanamientos en la causa donde investigan a Canosa por enriquecimiento

Efectivos de la Policía de Entre Ríos realizaron ayer cuatro allanamientos en el marco de la investigación por supuesto enriquecimiento ilícito que tiene como imputado al extitular de Sidecreer, Juan José Canosa.

Se trata de procedimientos autorizados por la jueza Paola Firpo, a pedido de los fiscales Juan Francisco Malvasio y Santiago Brugo, y se concretaron en oficinas donde funcionan cuatro mutuales de Paraná que habrían sido beneficiadas con negocios por sumas millonarias durante la gestión de Canosa al frente de Sidecreer. Se trata de la Mutual Urquiza, la Asociación Mutual Modelo, la Asociación Mutual del Personal del Club Atlético Pilar (Amcap) y Solidaridad Mutual Comunitaria de Entre Ríos.

Los efectivos de la Dirección de Investigaciones llegaron a las mutuales provistos de oficios emanados por la jueza Paola Firpo y secuestraron, en total, cuatro notebook, tres computadoras y un revólver calibre 22, además de documentación.

La sospecha es que Canosa se habría beneficiado con el ingreso de las mutuales a partir del esquema que dispuso cuando estaba al frente de Sidecreer. El propio Canosa admitió que las cuatro mutuales allanadas “prestaban ayuda económica para los socios y eso se descontaba por la tarjeta”. En una entrevista con EL DIARIO, explicó que “en términos operativos, (las mutuales) eran consideradas como un comercio más. Un socio iba a una mutual, obtenía esa ayuda económica y se le descontaba mayoritariamente hasta en 36 cuotas, depende el producto y la operatoria. Como si fuera un comercio más”, dijo hace unos meses.

Lo que se investiga son los movimientos económicos, viajes, gastos –por ejemplo, a través de las tarjetas de crédito– y el patrimonio de Canosa, en comparación con el que tenía antes de llegar a la función pública.

Canosa, actual asesor jurídico de la Cámara de Diputados, tiene además otra causa por negociaciones incompatibles con la función pública y también hay una tercera causa por la denuncia presentada por el senador Raymundo Kisser contra el anterior titular de Sidecreer, Nelio Calza, también por irregularidades en la administración de la tarjeta estatal.