El destino de Frigerio estaría fuera de la Argentina

El ministro del Interior será candidato para presidir el Banco Interamericano de Desarrollo. De concretarse, echaría por tierra sus intenciones de ser candidato en Entre Ríos.

Rogelio Frigerio, el ministro del Interior, será candidato para liderar en Washington el Banco Interamericano de Desarrollo -BID-. Lo propuso Mauricio Macri en la última Cumbre del G-20 y la iniciativa fue bendecida por la administración de Donald Trump. Frigerio tendría así el principal apoyo para dirigir el banco que financia proyectos de inversión en toda América latina y, de concretarse, echaría por tierra sus intenciones para ser candidato a gobernador de Entre Ríos por Cambiemos.

Argentina podría -también- colocar una figura en el centro clave de decisión política y financiera. El acuerdo final a la designación se logrará en la Asamblea anual del BID de abril del año próximo y Frigerio podría asumir al comienzo de 2020. El tema lo conocen unos pocos en el Gobierno. Es un secreto, pero Clarín lo confirmó en la Casa Rosada. Macri trató el tema en la reunión privada con Trump. Después Steven Mnuchin, el secretario del Tesoro, confirmó la bendición: Washington avala la candidatura de Frigerio y ahora es el principal favorito a reemplazar a Luis Alberto Moreno, publicó Clarín.

EE.UU. tiene el paquete mayoritario de votos y arrastra un bloque que incluye, entre otros, a Canadá, México, Colombia y Chile. Tendrá que superar los seguros torpedos de Jair Bolsonaro. Pero Brasil no se va a oponer a Trump. La movida diplomática tiene amplia repercusión: sería un reconocimiento a Frigerio, porque será el primer argentino en presidir el BID. También constituiría un aval internacional concreto a Macri: coloca a un hombre de su gobierno en un centro de decisión internacional.

Claro que la medida tiene fuerte impacto interno: Macri se desprende del principal interlocutor con la oposición y quien enhebró importantes acuerdos de gobernabilidad. Entre ellos, el último: el Presupuesto de 2019. Frigerio va a seguir siendo ministro hasta fines del mandato, pero la decisión del Presidente tiene una lectura clara: se va a abroquelar cada vez más en su núcleo íntimo, el universo que lidera Marcos Peña y en el que reina Jaime Durán Barba.

Emilio Monzó ya anunció su partida. Ahora se sumaría Frigerio. Ambos no comparten los criterios antiperonistas de la Jefatura de Gabinete. El Presidente tuvo ayer una reunión privada con el embajador en España. Ramón Puerta entró a Olivos y se abrió un sinfín de especulaciones: en la Cancillería dicen que está en la grilla para suceder a Jorge Faurie.

Faurie ya terminó la gestión para la cual fue convocado: como experto en protocolo, evitar deslices en el ritual de la ceremonia del G-20. Además quiere ser candidato en Santa Fe. Puerta es amigo de Macri, pero seguirá solo como embajador. Trabaja para la formación de un peronismo Federal y Republicano. Dice que Cambiemos se puso “muy gorila”.