En Entre Ríos “se están viendo cultivos muy castigados” por la sequía

El ingeniero Héctor Martínez, de la Bolsa de Cereales, dijo a Elonce que los departamentos Victoria, Diamante, Gualeguay y Gualeguaychú son los más afectados por la falta de lluvias y la cosecha del trigo estará lejos de lo que en 2021.

La sequía está generando serias complicaciones en todas las zonas productoras del país y se estima que las pérdidas en el agro por cuestiones climáticas superen los 2.500 millones de dólares.

Desde la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, el ingeniero agrónomo Héctor Martínez, habló con Elonce sobre la situación provincial y las zonas que están más complicadas por la falta generalizada de lluvias.

“Nuestra provincia y un área productiva del país está siendo golpeado por algo que sabíamos que iba a ser el tercer año consecutivo de Niñas, que significa tener precipitaciones por debajo de lo normal y en Entre Ríos se está sintiendo sobre todo en la mitad sur, en aquellos cultivos que están implantados y próximos a cosechar, como es el caso del trigo, donde se están viendo cultivos que están muy castigados y que no van a llegar a un promedio histórico”, indicó.

En este sentido, explicó que el año pasado “tuvimos casi un récord de producción de 3.700 kilos, pero esta campaña difícilmente cerrará los 2.200 kilos. Hay áreas que están muy bien porque le llegó agua y se están cosechando trigos con buenos niveles de producción, pero no será una constante de área productivas muy fuerte en cuanto a superficie como son los departamentos de Victoria, Diamante, Gualeguay y Gualeguaychú que están muy castigados. Estamos en una época del año donde deberíamos tener, por lo menos, un 30 o 40 por ciento de la superficie de la soja sembrada, lo cual no está aconteciendo por esa faltante de agua en el momento justo para empezar esa siembra, y también se resienten aquellos maíces que están implantados que tienen un estrés hídrico muy marcado”.

Importaciones
Sobre el impacto de esta situación en las importaciones, Martínez dio cuenta que “el país está en una orden de producción de trigo que ronda los 20 millones de toneladas, pero en esta campaña se auguran unos 14 millones de toneladas. Esa diferencia es muy significativa y para la provincia de Entre Ríos, que representa cerca del 7 por ciento de esa producción de trigo, tendremos una reducción cercana a las 600.000 toneladas. Para dimensionar, y en materia de recaudación no estarían ingresando a las arcas unos 200 millones de dólares”.

Finalmente, el ingeniero mencionó que esta situación de sequía que impacta en los cultivos también afecta y repercute en la ganadería y la producción tambera.

Fuente: Elonce