Se conocieron nuevos detalles sobre la empleada doméstica que robó U$S 19.000

La empleada doméstica que robó 19.000 dólares y los entregó al verse cercada, también tenía conocimiento de claves para accesos a operatorias financieras de los dueños de casa, por lo que se adoptaron acciones de protección.

Este martes se conocieron aristas y nuevas disposiciones legales en relación a la sustracción de U$S 19.000 perpetrada en un domicilio de barrio Centro de Crespo, poco antes del mediodía de este lunes. En cuestión de horas, el hecho fue resuelto en términos materiales y de autoría.

El Jefe de la Departamental de Policía de Crespo, Crio. Ppal. Maximiliano Alva, contó que «la empleada se quiebra y da a conocer dónde se encontraba el dinero, el cual opta por entregar. Ante testigos civiles al momento del secuestro, se comprobó que los billetes aún estaban en la modalidad original en que la denunciante había revelado que los guardaba, es decir, en un determinado recipiente y con un envoltorio de características particulares. Además, el monto recuperado es coincidente con la faltante, tanto en su totalidad como en la discriminación de cambio».

El funcionario sostuvo que «las aberturas no se encontraban dañadas ni forzadas, con lo cual se presume la utilización de la llave correspondiente para acceder a la morada».

«A prima facie se había establecido que el hecho había acaecido en un muy corto lapso de tiempo y a no más de 20 minutos de constituirnos con dos dotaciones en el lugar. Ese período queda fijado por la propia damnificada, quien había salido de su casa a hacer unas compras y cuando regresó se encontró con espacios de su vivienda con un desorden generalizado y la faltante del dinero», comentó Alva.

El abordaje del caso, además de lo que concierne a la judicialización penal, requiere de medidas extras, que fueron dictaminadas y cumplimentadas en la mañana de este martes.

Al respecto, el Jefe de la Comisaría de Crespo indicó que, “tras el secuestro y las diligencias de rigor, conforme lo ordenado, el dinero fue restituido a la damnificada. Tratándose de una persona adulta mayor, que fue vulnerada en su buena fe, se buscó preservar su seguridad en términos económicos, ya que más allá de la suma hurtada, la persona imputada también tenía conocimiento de los manejos bancarios y de claves para accesos a operatorias financieras de los dueños de casa. En consecuencia, la Fiscalía dictaminó que esta señora reciba el acompañamiento policial de efectivos de esta dependencia, para en esta jornada efectuar el depósito y además, pueda gestionar el cambio de claves y demás cuestiones en la entidad bancaria. Asimismo, de nuestra parte se le ha sugerido cambiar la cerradura y otras recomendaciones que son propias a estos casos».

Fuente: FM Estación Plus Crespo