Turismo: preocupa el brote de covid y hace caer reservas

Largas colas para hisoparse y récord de contagios en todo el territorio nacional –y en el mundo– está empezando a impactar fuertemente en el turismo, sector que había vivenciado en las últimas semanas un muy buen movimiento y se preparaba para una temporada con altos niveles de ocupación a nivel nacional. El acelerado brote de Covid-19 está ahora sembrando dudas acerca de cómo seguirá el verano.

Los principales destinos turísticos argentinos iniciaron el año con altos niveles de ocupación hotelera, como Mar del Plata, con 85%, en tanto San Carlos de Bariloche, Puerto Iguazú y El Calafate superaban el 90% de su capacidad de hospedaje.

Entre Ríos, que cuenta con unas 54.000 camas turísticas, informó de altos niveles de ocupación en sus principales ciudades turísticas. Según el Ministerio de Turismo de la Nación, la provincia lidera el movimiento en la región litoral, con localidades como Gualeguaychú con 96%, Federación (95%), y Colón (93%), por encima de Iguazú (91%), y Corrientes con una ocupación que supera el 80% en toda esa provincia.

Las imágenes de la temporada en todo el país, con capacidades completas, comenzó a cambiar en los últimos días, a postales de largas colas para hisoparse, y una rápida duplicación de casos y contagios de coronavirus en niveles récords.

Justamente, el titular de la Cámara Entrerriana de Turismo Leonardo Schey, acotó a UNO que “fin de se vivió con ocupación casi completa en la provincia, pero transcurridos los primeros días del año se están cayendo algunas reservas, lamentablemente por los contagios de Covid”.

En ese sentido, el dirigente empresarial apuntó a modo de ejemplo, que hay una localidad entrerriana “que sufrió una baja del 30% de las reservas” en las últimas horas, por lo que adujo que esta situación “es crítica, porque el sector empieza a afectarse y resentirse nuevamente”, a propósito de la larga parálisis vivida a lo largo de 2020 y la gradual recuperación evidenciada en 2021, a la par de los cierres y aperturas, y las progresivas flexibilizaciones de las restricciones sanitarias.

“El crecimiento exponencial de los casos está afectando a las reservas”, insistió, y mencionó que ello obedece a que se van dando bajas “por turistas que tienen miedo, por otros que se contagian o también por aquellos que se desempeñan en empresas que ante esta ola de contagios, tienen menos personal y deben abandonar licencias para para reemplazar a trabajadores durante las vacaciones.

“Apelamos a la conciencia ciudadana y que nos cuidemos fuertemente, porque terminan siendo más leves los síntomas con el cronograma de vacunación completa”, planteó el presidente de la Cámara Entrerriana de Turismo.

Fuente: UNO