Inflación de enero: cuál es la proyección de los analistas y consultoras

La inflación de diciembre fue del 5,1%, para acumular una variación interanual de 94,8% en 2022, la cifra más alta en tres décadas. Es por eso que el Gobierno apuesta a una serie de programas y acuerdos para contener la suba de los precios y aspira a poder perforar el 4% en abril.

En ese escenario, al proyectar lo que pueda ocurrir con la inflación de enero, analistas y consultoras advierten por el impacto que pueden tener en el IPC los precios regulados -como los combustibles, las prepagas y las tarifas-, sumado al componente estacional que impulsa al alza algunos bienes y servicios vinculados con las vacaciones.

De hecho, estiman que la inflación se acelerará con respecto del dato de diciembre. Por caso, según el REM (que había previsto una suba del IPC del 5,5% en diciembre), la variación de enero ascenderá a 5,6%.

“Para enero proyectamos una inflación del 5,8%, una aceleración respecto a diciembre de 0,7 puntos porcentuales dada, principalmente, por los aumentos en los bienes y servicios regulados. Dentro de esta categoría ya se observaron aumentos de nafta del 4%, de colectivos del 39% y se anunciaron aumentos de prepagas del 6,9%, al mismo tiempo que continuarán los recortes de subsidios de electricidad, gas y agua para los sectores de ingresos medios y altos. La categoría núcleo subirá 5,6%, por debajo del nivel general, en consonancia con el ritmo de depreciación del tipo de cambio nominal”, señaló a Ámbito Tomas Álvarez Kuhnle, economista de Analytica.

“Parece bastante evidente que la inflación de enero va a estar por encima de la de diciembre. Básicamente, por el aumento de regulados, transporte, más un aumento en alimentos un poco más importante que los hubo en diciembre. Más las subas estacionales, sobre todo las vinculadas con el turismo”, analizó por su parte el economista Jorge Neyro, quien detalló: “Mi previsión, en ese escenario, estaría por encima del 5,5% con bastante seguridad”.

En tanto, de acuerdo a un relevamiento realizado por la Fundación Libertad y Progreso, “en los primeros 15 días del año, los precios volvieron a acelerarse y marcaron un incremento de 0,8 puntos porcentuales desde el dato publicado por el INDEC”.

“En consecuencia, la inflación del último mes móvil (últimas cuatro semanas) se sitúa en 5,9%. No obstante, teniendo en cuenta la dinámica de las últimas semanas, enero cerraría en 6,3% -el dato más alto desde octubre-”, señalaron desde Libertad y Progreso. En diciembre, el IPC que mide la firma registró una variación del 5,2%, en sintonía con el dato oficial difundido por el INDEC.

“La dinámica de los precios en la primera quincena de enero induce a una nueva aceleración que obstaculizará el objetivo de Massa de llegar a abril con una inflación ‘con un tres adelante’. Los fuertes incrementos producidos en algunos rubros impactarán en el índice de este mes, dejando atrás el leve descenso de noviembre y diciembre, con lo cual no parece ser todo lo consistente con lo que quiere (y precisa) el Gobierno”, analizó Emilio Prado, economista de Libertad y Progreso.

Relevamientos
Por su parte, el relevamiento que realiza la consultora Eco Go registró en la segunda semana de enero una variación de 1,2% en el precio de los alimentos, con respecto a la semana previa. “Con este dato y considerando una proyección de variación semanal del 0,8% para las próximas dos semanas del mes, la inflación de alimentos consumidos en el hogar en enero treparía a 4,4% mensual”, señalaron desde la firma.

En cuanto a la proyección del nivel general, desde Eco Go sostuvieron que “el dato de inflación de diciembre se ubicaría en 5,4%. “Los productos regulados impulsaron el indicador general del mes al alza destacándose los aumentos en prepagas (6,5%), combustibles (2%), y tarifas de gas, luz y agua (14,1%, 19,6% y 20,1% respectivamente), servicio doméstico (6,5%), tarifas de colectivo y tren en AMBA (entre el 20% y el 70% dependiendo el servicio), entre otros”, destacaron.

En tanto, de acuerdo al relevamiento que realiza LCG, en la tercera semana de enero se registró una suba de 1,6% en alimentos y bebidas, lo que significó una aceleración de 0,76 p.p. frente a la semana previa. Las verduras encabezaron los incrementos en la última semana, trepando 6,9%; seguido por los productos lácteos y huevos (5,7%). Las carnes, en tanto, presentaron una retracción en el precio de 0,3%.