Saludamos la decisión de dar marcha atrás con la privatización de Sidecreer

Rescatamos y valoramos la actitud de atender las críticas y reclamos de muchos sectores de la entrerriana al  dejar sin efecto el llamado a licitación para la tarjeta Sidecreer.

Para reposicionarla y pensar en recuperar realmente la tarjeta, se hace necesario ahora otro paso:  el gobierno debe tener el mismo criterio y rescindir el convenio que existiría desde hace unos años – no muy claro y no muy público- con las mutuales y otras entidades financieras, las  que agazapadas  pensaban dar el bocado final sobre esta herramienta.

En todo aquello  positivo el gobernador Bordet nos va a encontrar acompañándolo, tal como se lo manifestamos cuando le solicitamos que dejara sin efecto la privatización de Sidecreer.

Respecto del fondeo para esta empresa, entendemos que se debería  hacer lo que la propia consultora (FIRST)  que elaboró los defectuosos pliegos  recomendaba: que Sidecreer  acceda por si misma al mercado de capitales y constituya sus propios fidecomisos financieros u otras alternativas  con la securitización de sus propios cupones, como forma de acceder a tasa razonables    y terminar con el gran negocio actual de  las mutuales y algún banco vinculado a alguna de ellas, que al mismo tiempo que financian a tasas leoninas a Sidecreer desangran a los empleados y jubilados provinciales con préstamos usurarios y con riesgo cero.  El paso siguiente debe ser prohibir el uso del Código 412 de descuentos automáticos en los haberes del sector público provincial por parte de los prestamistas.

Hay muchos de sus empleados comprometidos con propuestas para sanear y relanzar Sidecreer, por ese lado también el Sr. Gobernador podrá encontrar soluciones.